• Elaboración del úrfe. Simpleza y eficacia.

    Agradeciendo de nuevo la contribución de Úrfe en su difusión os muestro el proceso que, en mi caso, sigo a la hora de confeccionarlos. Es hora de rebuscar entre nuestra minutería el siguiente material.

    Bajos de línea, urfes y montajes corridos.
    º Varillas de acero inoxidable. En diámetros desde 0,8 a 1,0 m/m.
    º Giratorios o Esmerillones.
    De una resistencia cercana a las 34 libras (12 kilos)
    º Termoretráctil.
    Comprendidos entre los 2,5 a 4 m/m a diámetro.
    º Perlas.
    Desde las más caras, a las cuentas de las tiendas de euro, todo vale.
    º Tubo plástico de 2 mm.
    Permitirá efectuar el cierre del enganche rápido.   
    º Alicate de punta fina, tijeras y un encendedor.
    Para ajustar el termoretráctil y realizar las labores con el acero.

    Realizando nuestro primer úrfe, punto por punto.

    Partiendo de la base de que hay que ser extremadamente minimalista en todo lo destinado a formar parte del engaño que se muestra ante el pez y que, tal vez por eso, los tamaños usados pueda sorprender por sus reducidas dimensiones vamos a procederemos, sin mayor perdida de tiempo, a efectuar, en primer lugar, a darle forma a la varilla sobre la punta del alicate a fin de crear el lugar donde descansara el plomo

    Bajos de línea, urfes y montajes corridos.

    Realizado el pliegue, cortaremos esta a la longitud deseada recordando dejar suficiente riqueza en el otro extremo para que, a posteriori, podamos realizar el asiento del giratorio que eliminara las posibles torsiones sobre el montaje.

    Bajos de línea, urfes y montajes corridos.

    Colocaremos ahora el tubo o el termoretráctil a través del acero, comprobando que cierra perfectamente el conjunto de clip rápido para el plomo.

    Bajos de línea, urfes y montajes corridos.

    Solo resta pasar, en este orden,  perla - giratorio - perla y, por último, el tramo de termoretráctil al que, previamente, habremos dado forma de embudo con el encendedor.

    « Página anterior                                                                                                                                                                                                            Continúa Leyendo »    

  • Es momento ahora de realizar la coca sobre extremo superior del alambre que asentara el giratorio superior, de enfundar este tramo con el termoretráctil y, tras un pequeño golpe de calor para ajustar, dar por terminada la labor.

    Bajos de línea, urfes y montajes corridos.

    Hemos realizado un úrfe que, en la perfecta comunión de una larga gameta de buen diámetro y de características no memory y provista de un buen yerro por final, se convierta en el montaje perfecto y la esperanza de una nueva pieza en esas aguas imposibles del invierno donde todo se enreda como los hilos de un palangre.

    Bajos de línea, urfes y montajes corridos.
    La capacidad de cambio rápido de plomo, y los puntos de rotación que se proporcionan, inclinan la balanza.

     

    Alternativas de larga distancia para montajes corridos.

    Olvidemos todo lo que conocemos sobre las plomadas que disponen de un canal para permitir el transito del sedal por su interior y que se nos venden como única opción valida.

    Olvidemos, por un momento, esos plomos planos o de pera tan alejados de los conceptos más básicos de aerodinamismo. Estamos buscando a la señora de cejas doradas y sabemos que hoy come lejos, demasiado lejos.

    Bajos de línea, urfes y montajes corridos.

    ¿Cómo conseguir un montaje tal que nos permita alcanzar las mayores distancias y que, sin embargo, presente la mejor característica de un plomo corrido,…no denotar a tan peculiar gourmet que esa sabrosa americana esta sujeta a plomo?

    ¿Existe solución?.  Sin duda, y la tienes muy cerca,…en tu bolsa de pesca. No se trata, en este caso, de un complejo montaje, siquiera de un elemento añadido, dejémoslo en que basta,…un nuevo concepto en el montaje de nuestros plomos más aerodinámicos.

    Tradicionalmente los plomos de longcasting, o gran lanzado, estudiados al mínimo detalle para presentar el mejor coeficiente de resistencia en vuelo, no se pueden adquirir de tipo “pasante”. Algo plenamente lógico ya que la mera salida del hilo por su parte inferior, y el rozamiento debido a la perdida de perfil, ocasionaría restar en mucho su eficacia y rendimiento.

    Pero hay una solución que nos posibilita el uso del mejor de nuestros mejores plomos de casting permitiendo, sin embargo, que el engaño no presente sujeción cuando nuestra esquiva presa tome el cebo.