• El proceso se convierte, ahora, en algo mecánico y digamos, cuanto menos, curioso y entretenido.  El patrón nos marca solo el método y solo la lógica nos dice como llevarlo a cabo.

    Tomamos el color inicial, el oro, y procedemos a pasarlo por los distintos puntos que hemos marcado. Primero, por ejemplo, colocamos el de abajo y, a continuación, realizamos el zigzag con el de arriba.

    Perdamos todo el tiempo necesario para intentar ajustar este primer hilo a las marcas. De esta labor dependerá, mucho, el resultado final.

    Trasladado correctamente, solo se trata de seguir mecánicamente el patrón. Cuatro negros, siempre alternando arriba y abajo, para que  se tejan correctamente.

    Rod bulding. Cross Wrapp.

    Un rojo, en este caso sustituido por un cobre; tres negros, siempre alternado primero abajo, después arriba, y, así, hasta finalizar el dibujo.

    Finalizado el tejido en la vara, solo nos resta pasar del maremágnum de hilos sobrantes, irremediables durante el proceso de incio, al lógico acabado final mediante la realización de los remates necesarios.

    Rod bulding. Cross Wrapp.

    Para ello, y como hemos tenido la precaución de dejar "riqueza" en el entramado, optaremos por colocar una ligadura fuerte donde calculamos nos quedará la mitad del remate para, una vez bien fijada sobre el dibujo,

    Rod bulding. Cross Wrapp.

     colocar un trozo acorde de cinta de carroceo sobre la misma.

    Rod bulding. Cross Wrapp.

    que nos permite retirar las sujeciones de papel originales y poder, de este modo, cortar y eliminar los extremos sobrantes de los hilos. 

     

    « Página anterior                                                                                                                                                                                                            Continúa Leyendo »       

  • Primero, llevado a un extremo,  

    Rod bulding. Cross Wrapp.
     y, después, ajustando en el otro .


    Rod bulding. Cross Wrapp.
    colocaremos los remates finales asegurándonos que, los extremos de los hilos, queden firmemente asegurados.

    Un último vistazo al trabajo, y las correcciones necesarias para corregir pequeñas desviaciones o movimientos de los hilos por manipulación, dan por acabada la labor.

    Aún nos queda terminar la caña, reanillar y colocar pequeños detalles decorativos pero,  ¿ quien dijo miedo ? .
    Rod bulding. Cross Wrapp.
    Rod bulding. Cross Wrapp.
    Rod bulding. Cross Wrapp.