• Otras posibilidades, los moldes ya elaborados.

    Todo el proceso descrito para la elaboración de moldes es sustituible, evidentemente, si tenemos la posibilidad de adquirirlos ya elaborados. Se presentan realizados en distintos formatos a base de aleaciones metálicas y permiten un uso directo para la fundición de, prácticamente. infinitas coladas. Su comodidad es evidente, aunque lógicamente, limitan nuestra capacidad de mejora de los mismos.

    Plomadas Surfcasting. Fundicion y moldeado.

    Pensados por profesionales y expertos, los moldes de fundición fabricados para tal fin son una salida valida si no disponemos de ganas o tiempo para complicaciones mayores.

    Conseguir diferente moldes en aleaciones de aluminio es sumamente sencillo.

    Las posibilidades abiertas, gracias a Internet, nos permite llegar a los más preciados modelos ingleses o italianos y harán, de esta labor,  juego de niños.

    No obstante el uso de los mismos no deja de ser una solución sumamente cómoda y posibilitan directamente la fabricación de cuantos plomos deseemos. Sus precios, en principio, pueden parecer algo excesivo pero su comodidad y pulcritud en el resultado suelen resultar esplendidos.

    Lo ideal es, sin duda, mantener una pequeña colección de ambos modelos para completar y satisfacer todas nuestras necesidades.

    El proceso de fundición

    Con respecto a la fundición del plomo, el volver a insistir en las medidas y consejos básicos no esta de más. Es necesario recalcar, aun a riesgo de pecar de excesivamente prudente, que siempre será mejor esta opción que pecar de lo contrario.
    • El plomo emite sustancias muy nocivas durante su licuación, evitemos respirar encima del recipiente que tengamos al fuego y, siempre, fundir en zonas muy ventiladas y con auxilio de mascarilla.

    Plomadas Surfcasting. Fundicion y moldeado.        El plomo alcanza la fusión por encima de 350º.  El uso de guantes de seguridad, gafas de protección y alicates de confianza para el manejo del recipiente en que lo calentemos, es algo sencillamente fundamental...

    Perder unos minutos en disponer de cuantos accesorios iremos utilizando antes de comenzar la fundición es fundamental. Grapas, varillas y cuantos elementos sean precisos deberán ya encontrarse dispuesto. Por ultimo, recordad que no debemos cargar demasiado el recipiente que utilicemos para la fundición, el plomo pesa, ... como plomo.

    El proceso de colada. Paso a paso.

    Llegado este momento,  el proceso a partir de ahora no puede ser más sencillo.

    Plomadas Surfcasting. Fundicion y moldeado.

    del sólido al líquido, el pesado plomo se convierte en densa y plateada forma. Es el momento de eliminar las impurezas.

    Una vez licuado el metal y retiradas las impurezas que en su superficie puedan aparecer, colocaremos el molde con la varilla o grapa correspondiente en su interior. 
    Si vais a realizar plomos de ojiva con varillas o similar os recomiendo que, además de realizar la forma de la parte superior de esta pleguéis un poco en forma de codo el extremo que se va a introducir en el alma del plomo, de esa forma conseguiréis mayor sujeción y firmeza en el anclaje de la misma y evitareis que se desprenda en un lanzamiento brusco.

     

    « Página anterior    

     

     

  •  
  • Una vez licuado el metal y retiradas las impurezas que en su superficie puedan aparecer, colocaremos el molde con la varilla o grapa correspondiente en su interior. Si vais a realizar plomos de ojiva con varillas o similar os recomiendo que, además de realizar la forma de la parte superior de esta pleguéis un poco en forma de codo el extremo que se va a introducir en el alma del plomo, de esa forma conseguiréis mayor sujeción y firmeza en el anclaje de la misma y evitareis que se desprenda en un lanzamiento brusco.

    Visto esto, fijaremos el molde al sargento o mordaza de mesa en el banco de trabajo o, si carecemos del mismo, lo ajustaremos firmemente con una pequeña mordaza portátil o con alicates de mordaza, manteniendo así firmemente unidas las dos mitades del molde, y presentando la abertura para el vertido hacia arriba.

    Plomadas Surfcasting. Fundicion y moldeado.        todo esta preparado , disponerse a conocer el éxito o el fracaso de nuestra labor … es lo que resta.

    Con cuidado, pero de forma continua, verteremos el plomo fundido en su interior hasta que observemos un pequeño desborde del mismo por la boca de molde, asegurándonos así que el metal lo ha ocupado en su totalidad.

    Plomadas Surfcasting. Fundicion y moldeado.   

    Ahora nuestra mano no debe temblar. 
    Ya, el pesado líquido, comienza a tomar forma en el crisol.

    Plomadas Surfcasting. Fundicion y moldeado.

    El metal fragua rápidamente, apenas en unos segundos se solidifica exteriormente, pero mantiene el calor bastante tiempo en su interior.

    Así que, con el auxilio de nuestros inestimables guantes de protección puestos, procederemos a retirar mordazas, gatos o cualquier otro elemento que mantenga presionado el molde y con un pequeño golpe sobre una superficie plana o con el auxilio de alguna herramienta si es necesario, desmoldaremos y retiraremos la pieza obtenida dejándola descansar por unos minutos hasta que enfrié.

    Plomadas Surfcasting. Fundicion y moldeado.
    las coladas se suceden y, tanto unos modelos  como otros, nos muestran, por fin, su plateado tesoro. 

    Una vez terminado el proceso, unos pequeños retoques siempre necesarios para eliminar las posibles rebabas que aparezcan en el contorno de la pieza o done puedan hacer falta y, ya solo nos queda conocer la satisfacción que proporciona el que sean vuestros propios plomos, generados a través de un proceso seguro, quienes se encarguen de sobrevolar nuestros pesqueros.

    Espero que la necesaria tediosidad que un artículo de carácter marcadamente técnico presenta pueda, aun así, haceros llegar un modo más para seguir pescando, incluso desde seco, y como siempre, contad con mis mejores deseos para las mas afortunadas mareas.