• Mantenimiento correctivo, llegando al fondo del problema.

    El deterioro que producen la suciedad y la herrumbre en el interior de la caja y, concretamente a los mecanismos internos que componen nuestros carretes, lo podríamos dividirlos de forma muy genérica en dos grandes grupos según su acción mecánica.

    º Aquellos que afecten a piezas unitarias.
    º Aquellos que afecten a piezas de carga radial. Los rodamientos

    Limpieza y sustitución de elementos de mecánica simple.
    En este caso, incluyendo incluso aquellas piezas que se integran dentro de un mecanismo múltiple, bastara en la mayoría de las ocasiones para solventar su mantenimiento con la  realización una limpieza en profundidad y un engrase apropiado a posteriori.
    Para ello, realizaremos el despiece del carrete tomando cuantas notas o fotografías necesitemos a fin de generar  una guía de todo el proceso que, apoyándonos en desglose que nos presenta el diagrama original, nos permita finalizado el proceso, un correcto montaje posterior sin inesperadas sorpresas.
    Mantenimiento y sustitucion de rodamientos en bobina fija.
    Recordad que en este tipo de operaciones nunca ha de sobrar nada más que arena y suciedad. Por ello, el hecho de trabajar en un espacio cómodo que nos permita incluso el abandono momentáneo de la labor sin necesidad de tener que recoger piezas y herramientas apresuradamente cuando la duración es mayor de la prevista, llega a ser fundamental.
    Para la limpieza en si de las piezas, y como viene siendo ya habitual, siempre se prestara en atención a su composición principal y por ello seguimos recomendando encarecidamente para la limpieza de aquellas de carácter metálico el uso de un paño ligeramente empapado en bencina o, en su defecto, gasoil y para los de composición plástica el uso de alcoholes rebajados a fin de evitar posibles daños y deformaciones irreparables.
    Obvia decir que hasta el momento estamos hemos trabajado con elementos recuperables mediante limpieza, no obstante esta labor se desarrollara de forma similar si, lamentablemente, nos encontramos ante la rotura de una pieza o un deterioro notorio de la misma.
    Si surgiera esta incidencia durante la limpieza procederemos a ubicar las piezas dañadas en la carta de despiece del carrete tomando nota de la referencia que la define para, si esta presenta una firma sólida que la avale en nuestro mercado, sea solicitada al distribuidor su reposición sin que tenga cabida posibilidad de error.
    A continuación es recomendable volver a montar de nuevo íntegramente el carrete, una vez tomada nota de la misma, e incluso si es posible, este montaje lo haremos con la pieza dañada en su lugar original.
    De esa manera en caso de  demora del repuesto no nos encontremos con la sorpresa de la perdida de otros elementos en un futuro por haberlo mantenido desmontado demasiado tiempo en un rincón. Recordad que la solicitud de piezas de repuesto puede ser un proceso que se puede demorar mucho en el tiempo.
    En este sentido conviene recordar que, aunque el modelo en cuestión se encuentre descatalogado, muchos fabricantes mantienen gamas renovadas basadas en modelos muy similares. Un vistazo a las cartas de despiece de modelos mas recientes a veces nos deparara agradables sorpresas.
    Pero, volvamos si os parece, al mantenimiento y dejemos estos mayores para las peores circunstancias…

    Mantenimiento y sustitucion de rodamientos en bobina fija.
    Limpios ya los componentes afectados y proporcionada una correcta lubricación finalizaremos el proceso del montaje, apoyándonos para ello en nuestras notas previas, que ahora se nos muestran como un elemento imprescindible, junto a la carta de despiece para permitir el ensamble final.
    Si todo ha ido bien esta labor correctiva nos permitirá salvar gran parte de los problemas que un mal mantenimiento o un incidente fortuito nos haya podido ocasionar y que, en principio, hubieran condenado a nuestro carrete a un cajón sin remedio.
    Nuevo recordatorio, y sabemos todos por experiencia que es muy difícil contenerse ante un carrete abierto, evitemos siempre el exceso en las cantidades usadas de aceites y grasas.

    Los rodamientos, llegando al alma del carrete.

    Hay veces que el deterioro es tal que, siquiera la mejor de las limpiezas y el más fino de los engrases, nos permitirá salvar en primera instancia el escollo. El deterioro ha afectado uno de los puntos más delicados de nuestra maquina. Los depositarios del mayor esfuerzo y fatiga se han frenado definitivamente o presentan claros desajustes.

    Mantenimiento y sustitucion de rodamientos en bobina fija.

    La temible herrumbre ha llegado a las articulaciones móviles de la maquina, verdaderos responsables de los conceptos de suavidad y potencia.

     

    « Página anterior                                                                                                                                                                                                            Continúa Leyendo »       

  • Sustituyendo rodamientos en carretes de bobina fija.

    El paciente enemigo del metal ha atacado a los rodamientos y estos presentan un aspecto irrecuperable y parte o todo el carrete no funciona correctamente pero, ¿ realmente esta todo perdido ?. 

    Para ilustrar este ejemplo vamos a utilizar el que tal vez sea el más difundido de los carretes de surfcasting en el mercado nacional y que, por su edad y horas de trabajo, me este pidiendo ya a gritos esta atención aunque, evidentemente, el proceso es aplicable a cualquier otro modelo independientemente de la firma o gama.

    Antes siquiera de plantearnos esta labor, y como hemos visto en reiteradas ocasiones, deberemos disponer inexcusablemente de la mayor información posible sobre el despiece del mismo. Para ello es fundamental tener a mano la carta de despiece que se nos entrega junto al carrete aunque, si hemos perdido este documento, podremos optar a localizarla en la página Web del fabricante o en su defecto, a través de la información disponible en esa gran maraña mundial que es la red gracias a la labor que particulares y profesionales realizan proporcionando este tipo de información al publico.

    Aunque en principio pueda asustar esta tarea, con un mínimo de paciencia y cualquiera que sea nuestro nivel técnico, estamos todos perfectamente capacitados para realizarlo.

    Mantenimiento y sustitucion de rodamientos en bobina fija.
    No obstante, para asegurar que esta labor llegara a buen fin, será recomendable disponer de algunos elementos comunes a las tareas que hemos visto previamente.

    Mantenimiento y sustitucion de rodamientos en bobina fija.
    º Confianza absoluta en que seremos capaces realizar este trabajo.
    º Herramientas adecuadas.
    º La carta de despiece y/o diagrama del carrete.
    º Bloc de notas para tomar cuantos apuntes necesitemos o, mejor incluso, una cámara fotográfica digital para secuenciar el proceso.
    º Un rincón cómodo para trabajar y que nos permita dejar paralizado el proceso para continuar en otro momento.

    Mantenimiento y sustitucion de rodamientos en bobina fija.
    Y, por supuesto, los rodamientos apropiados para realizar la sustitución prevista.

    Ya que de sustituir rodamientos se trata, y aunque en este apartado nos dedicaremos exclusivamente a los dos cojinetes laterales que este modelo presenta al ser los más susceptibles de daño, conviene recordar que el proceso es aplicable a todos y cada uno de los que pueda disponer un carrete concretando para ello el despiece apropiado de cada una de las zonas afectadas. Un claro ejemplo lo tenemos en este mismo artículo en el apartado que hemos dedicado al mantenimiento del conjunto del guía hilos, perfectamente utilizable en su concepto para realizar la sustitución de ese otro rodamiento con plena garantía.

    Localizando los rodamientos laterales.

    Comenzaremos, en primer lugar, retirando y desmontando con sumo cuidado cuantos elementos sean necesarios a fin de liberar los rodamientos laterales, causantes del típico juego de holgura y balanceo de maneta que observamos en viejos carretes y del típico repiqueteo de los carretes forzados, hasta que logremos descubrir completamente los dos rodamientos implicados.

    Mantenimiento y sustitucion de rodamientos en bobina fija.

    El primero se encuentra alojado en la tapa principal y lo descubriremos inmediatamente tras retirar los tornillos que la asientan, localizando el segundo a medida que retiremos las piezas interiores, ya que se encuentra alojado justo en lado contrario del cuerpo principal de la caja. Una recomendación en este sentido, salvo algún modelo de gama muy baja, todo esta pensando para desmontarse completamente, no forcemos ninguna pieza y estudiemos calmadamente su correcto despiece.