• El proceso de mimetización.

    Así que, si lo que andamos buscando algo similar a esto,

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    Vamos al turrón, que el verano es corto y las aguas se prometen claras.

    Paso  paso.

    Intentaremos, ya que es un poseso muy simple, ser lo mas graficos posible. En este caso las imágenes van a hablar por si solas.

     

    Comenzaremos por calentar el plomo, hasta conseguir una temperatura cercana a 270º como óptima para el proceso,

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.
    No obstante, los que estamos acostumbrados a fundir plomo lo notamos rápidamente. es ese preciso momento cuando el plomo comienza ligeramente a "sudar", ni un grado más. A 328º nuestra plomada, irremediablemente ... comenzara a derretirse.

    No obstante tampoco se trata de ganar un Nobel de química. Podemos recalentar la pieza si vemos qué, en ese primer momento, no esta en su punto. Como siempre, la observación y la experiencia, se vuelven nuestras aliadas.

    Comenzaremos a espolvorear la pintura que hemos depositado en nuestros escurridos, siempre, con un poquito de ritmo,


    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    mientras, vamos girando el plomo lentamente, hasta comprobar que se reparte por  toda su superficie uniformemente sin dejar claros.

     

  •  
  • Terminada de cubrir perfectamente la plomada, de nuevo con ayuda del lápiz o la llama del soplete, iremos dándole una nueva capa de calor sobre la misma hasta que observemos como, el polvo que ha comenzado a fundirse con la temperatura del plomo.

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    Hasta que, su superficie, adquiere una textura plástica y un matiz uniforme. Ahora es el momentos de sumergirlo en el recipiente con aguan. Un agua que, recordemos, cuanto mas fría ... mejor.

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    Solo nos resta ya dejarlas terminar enfriar, preferiblemente colgadas por la argolla de su varilla para que adquiera la máxima tersura.

    Fabricacion de Plomadas Mimetizadas.

    Y sentirnos satisfechos por haber logrado algo qué, en principio, solo permitía un resultado mediocre o una inversión considerable en un equipo semi profesional y que, con medios al alcance de todos, hemos recreado.

    Pocas cosas nos son más gratas que el comprobar que la pesca es mucho más que la mera acción de pescar. El verdadero aficionado nunca deja de soñar que deparará su próxima escapada.
    Sargo común. 

    « Página anterior »