• De esta manera, a nuestro criterio, podremos escoger siempre lo que más nos interese en cada momento sin añadir un céntimo más.

    Fabricacion de Plomadas de Grapas.

    Visto esto, y una vez afinado el plomo resultante de las rebabas propias de la fundición, prosigamos con la labor.

    Materiales básicos.

    Evidentemente, necesitaremos suficientes varillas inoxidables cortadas como el doble de plomadas deseemos realizar. Para este caso os aconsejo utilicéis las de 1,2 mm ya que, mayores, son demasiado rígidas y, de diámetros inferiores, tal vez demasiado dúctiles para esta función.

    Además de este elemento indispensable, podremos optar por colocar, bien pequeñas bolas (algo mayores que las perlas habituales en montajes de bajos) o, bien, pequeños tubos ( a mi gusto, más efectivos) para que realicen la labor de extracción de manera más cómoda y, como no, por último, y como en casi todas estas labores donde interviene el acero, nuestro inseparable alicate.


    Fabricacion de Plomadas de Grapas.
    Para la elaboración de la forma de las garras, en mi caso, suelo cortar una pareja de alambres de aproximadamente unos 14 centímetros. Comienzo dando el primer pliegue sobre los 5 centímetros pasando, a continuación el primer tubo, y volviendo a plegar la varilla en ángulo recto,

    Fabricacion de Plomadas de Grapas.
    introduciendo la varilla por una de las galerías, y repitiendo el proceso, a la inversa, en el otro extremo.

    Fabricacion de Plomadas de Grapas.

    Finalizado este proceso en la que será nuestra primera garra,

  •  
  • solo nos resta realizar el mismo trabajo con la segunda, terminándose de la misma manera,

    Fabricacion de Plomadas de Grapas.

    hasta conseguir el anclaje adecuado, llevando, de esta manera, a termino la ejecución.

    Como siempre me gustaría añadir que esta labor, como todas las que presentan un carácter manual, evidentemente requieren de cierto grado de destreza qué, soló, se alcanza mediante la perseverancia.

    Pero, por ello hemos de recalcar que nadie, absolutamente nadie, esta excluido de estos trabajos porque sí.

    Todos tenemos la capacidad de llevarlos a cabo y, como es habitual, la explicación del proceso siempre suele ser más laboriosa que la ejecución en sí misma.

    De nuevo, por fin, ... es invierno.

    Lejos quedan aquellas tardes de verano cuando aprovechando las horas largas del estío, completábamos nuestras mochilas de pertrechos recios, siempre, pensados para este momento.

    El invierno, fiel a la cita, apareces de nuevo magnifico y bravo. Tus olas y corrientes; tus métodos de pesca y tus especies para muchos de nosotros, es camino de perdición.

    Nadie duda de la belleza del lance eterno, hilado al filo de lo imposible de hilos finos,  cuando la esquiva dorada de quietas aguas juega sus cartas pero, ahora, llega el Surfcasting recio de temporal.

    De olas duras y espuma intensa. De bravos robalos y corrientes infinitas.  Ahora llego el momento de buscaros en el fondo de la mochila para que nos permitáis jugar, a lo imposible, contra la fuerza del mismo mar.

    Robalo.
    Gracias, eternas tardes de verano. Un año más, estamos frente al invierno con una nueva, y siempre mínima, posibilidad de éxito ante el regalo de la escama hecha realidad..

    Robalos.

     

    « Página anterior